El Origen del Brindis

Brindis en Castle

En cualquier celebración que se precie siempre hay un momento en que levantamos y entrechocamos nuestras copas para manifestar buenos deseos antes de beber. El brindis es un término que viene de la expresión alemana “(ich) bring dir’s”, que significa “yo te lo traigo”.

Ésta fue la exclamación que pronunció el 6 de mayo de 1527, el ejército alemán de Carlos V tras saquear Roma, ofreciéndosela a su emperador mientras alzaban sus copas para celebrar la victoria. La contracción de dicha frase se convirtió en “brindis” en italiano y de ahí pasó al español.

Pero como en todas las historias, hay versiones anteriores. En alguna de ellas, el origen del brindis se remonta a los tiempos de la Grecia antigua y tiene que ver con la muestra de confianza del anfitrión hacia sus invitados.

En el momento de brindar, los criados servían a todos los comensales y al anfitrión el vino en sus copas  y entonces éste la alzaba y tomaba un trago, como señal de que aquella bebida no estaba envenenada. Por aquel entonces, la mejor forma de eliminar a los enemigos era envenenar la bebida.

Otra de las cuestiones planteadas es si chocar o no las copas. Aunque es suficiente hacer el gesto hacia el resto de invitados, hay muchas ocasiones en las que nos gusta el choque de nuestras copas con la de los vecinos de mesa, si bien lo más correcto es no hacerlo. Pero este acto también tiene su propio origen.

Brindis en Cómo conocí a vuestra madre

Uno de los más aceptados por la historia es que el choque de las copas tenía la función de mezclar el contenido de ambas copas para mostrar, igual que en el caso anterior, que la bebida no estaba envenenada. Así, si cualquiera de las bebidas estaba contaminada, el líquido quedaría repartido entre ambas. Entra de nuevo en juego la cuestión de confianza y muestra de amistad en el rito.

Otra versión indica como origen las sociedades romana y griega, donde eran habituales los grandes banquetes. Los comensales solían levantar y golpear sus copas para llamar la atención de los sirvientes para que les sirvieran más bebida. Esta costumbre pasó al brindis para  llamar, de nuevo, la atención del resto de comensales e invitarlos a brindar.

Es costumbre asimismo decir alguna palabra o expresión como salud, cheers, proischt, saude, salute, santé, etc.

Brindis en Scandal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s